Isabel la Católica: Las confesiones sexuales de una reina española

Isabel2

Foto (detalle): Wikipedia / Public domain

DOCUMENTO ARTE PARANORMAL – REENCARNACION 6

 

El artículo original fue publicado en Neerlandés, el 13 de octubre de 2017. Traducción: Martien Verstraaten

Isabel la Católica, la reina de Castilla y León, me empezó a intrigar ya en noviembre de 2014. La primera conferencia que di en España en La Moderna en Jerez, se tituló Los espíritus espirituales y espirituosos. El título metafórico sirvió como una estructura psicológica para retratar e interpretar la influencia de los espíritus en la gente viva. Los espíritus sin cuerpo que había invitado como amigos a mi conferencia, y de los cuales había puesto los retratos uno al lado del otro en el cartel, eran: Isabel la Católica, Pablo Picasso, Hernán Cortes, Luis Buñuel, Ignacio de Loyola y Teresa de Ávila.

INTRODUCCIÓN

Había sido una elección intuitiva e inspiradora, siendo Isabel la Católica (1451-1504) la primera en intrigarme. Tal vez porque la pintura de la Virgen de la Mosca, atribuida a la escuela flamenca, y donde Isabel la Católica fue representada según la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, me tenía muy intrigado. Pictóricamente, el cuadro tenía una analogía con el magnífico tríptico La adoración del Cordero Místico de maestros flamencos, Jan y Hubert van Eyck, originalmente miniaturistas virtuosos.

La imagen, el retrato de Isabel la Católica había sido una relevación que yo había almacenado en la biblioteca de mi mente. Mi interés en la historia española se había decidido después de mis conversaciones publicadas con (el espíritu de) Lola Flores, para tomar una exploración paranormal de la vida y las vidas pasadas de otra personalidad española: Isabel la Católica. Tan pronto como decidí contar vida y milagro de ella, las primeras impresiones fluyeron adentro.

Para comunicarse con un espíritu me abro a recibir impresiones, entonces un espíritu siempre me muestra una imagen crucial. Lola Flores me mostró su pierna mala, Ayrton Senna su templo móvil, y Natalee Holloway, la estudiante estadounidense asesinada en Aruba, me mostró su espalda torcida.

En cuanto me sintonicé la primera vez a Isabel la Católica, plantó con gran sentido de humildad, un grafismo de una palabra en mi pantalla interior. La imagen de la palabra que se hizo visible y fue escrita se refería a la sexualidad y, como entendí inmediatamente, la sexualidad de una naturaleza muy poderosa. Era su intención ‘’hablar’’ conmigo sobre esto. Al igual que con Ayrton Senna y Lola Flores, me dio la posición de terapeuta paranormal, confesor contemporáneo y escritor fantasma, en el entendimiento de que no tenía la obligación de mantener el secreto profesional del médico o secreto de confesión.

Los motivos de Isabel la Católica para entrar en contacto conmigo eran casi idénticos a los motivos de Ayrton Senna y Lola Flores. ¿Quién más que un médium de escritura y publicación podría profundizar y revelar los secretos desconocidos del alma de una persona histórica? ¿Quién más que un medium espiritual podría detectar las vidas pasadas, que subyacen a los aspectos desconocidos del carácter de una persona histórica fallecida, como una reina española?

EL LECHO CONYUGAL

¿Por qué Isabel actuó como lo hizo? ¿Por qué parecía tan frío? ¿Por qué la sexualidad era, aparte de la reproducción, aparentemente insignificante? ¿Por qué Tomás de Torquemada, su confesor, se hizo importante para ella? ¿Por qué la fundación de la Inquisición era muy importante para ella? Varias preguntas que el psicólogo o psiquiatra promedio, además de la desventaja de hacer contacto con una persona muerta, no podían responder fácilmente.

Los amigos españoles me informaron de que la vida sexual de Isabel la Católica ya había sido ampliamente discutida. La emisora española RTVE lanzó a partir de 2012 Isabel, una serie televisiva histórica de 39 capítulos, multi-laureada. Cabe mencionar que no tenía ninguna intención de ver la serie y por eso no lo hice. La cuestión candente ¿Cómo eran Isabel y Fernando en la cama? fue repetidamente expresada por el público y los periodistas. En el capítulo 17, la periodista interactiva Paloma G. Quirós escribe que Isabel decide por incitación de su confesor rechazar el placer carnal de su esposo en cualquier momento. La razón de esta decisión sigue siendo desconocida para España y el resto del mundo, excepto para médiums y clarividentes con gafas sensoriales adicionales. En mi segundo artículo sobre Isabel la Católica voy a prestar mucha atención, y exponer detalladamente su decisión.

Razón para entrar en este artículo en profundidad.

A pesar de la profundización de la serie, la autora jefe, la escritora historiadora Ángeles de Irisarri, y la consejera histórica Teresa Cunillera, parecen no ser capaces de desenmascarar completamente la verdadera naturaleza de la sexualidad de Isabel. Sin tener el ‘instrumental’ extrasensorial de un médium o clarividente, no es una tarea fácil. La periodista Paloma G. Quirós se refirió en el año 2013 en una reseña sobre la serie de RTVE a Óscar Villarroel González, profesor de historia medieval en la Universidad Complutense de Madrid (UCM):

«Es imposible saberlo [la vida sexual de Isabel]». Óscar Villarroel, profesor de Historia de la UCM, insiste en que ese aspecto de la vida de los Reyes Católicos nunca lo conoceremos.

Aparentemente, Isabel la Católica quería conocer las respuestas a preguntas que tenía desde hace tiempo y, siguiendo a Ayrton Senna y Lola Flores, llamó a la puerta de un médium (en este caso yo, médium holandés en Jerez de la Frontera). Esto, sospecho que su inexplicable pasado y pasado lejano (sus vidas pasadas) podrían ser descubiertas y analizadas, y un retrato más completo de su amor y sexualidad podría ser revelado.

Ya muy rápido mientras entré en trance la primera vez en pro de Isabel la Católica, fui inundado con poderosas oleadas de energía sexual. El espíritu de Isabel, al que me permito tutear, tenía una esencia muy sexual. Como me pareció, no sólo durante su vida como reina española, sino también a lo largo de varias encarnaciones y después de su muerte en el área astral donde «vive» por el momento. Una entidad en la que la sexualidad será probablemente la base en futuras encarnaciones.

Tener una poderosa energía sexual no significa necesariamente que el dueño de esa energía está amando o copiando las veinticuatro horas. La energía sexual tiene además del acto del amor, muchas otras formas. Estoy seguro de que más de un trabajólico célibe, alpinista lesbiana, o submarinista impotente puede poseer una poderosa energía sexual.

MI AMANTE SE LLAMA ESPAÑA

También durante su encarnación como reina, Isabel era una mujer muy sexual, sin, por otra parte, practicar el Kamasutra día y noche. Además de mantener el amor con el rey Fernando II de Aragón, Isabel tuvo otra segunda pareja amorosa. Esta pareja metafórica se llamaba España, un país en el que empuñaba el cetro. Uno puede estar casado con un hombre o una mujer, pero también con un país, un trabajo o una empresa o partido político: la testosterona hace su trabajo y no discrimina contra la selección de objetos. La sexualidad en todas las formas es una droga, el cuerpo está produciendo un tsunami en los opiáceos en el que los narcotraficantes colombianos estarían celosos.

Para Isabel, controlar un país, descubrir América u otros territorios de ultramar, ocultar los pecados de sus súbditos, etc. eran sustituto inconsciente del erotismo y la sexualidad, sin tener que exponerse permanentemente al amor físico: la sublimación de deseos físicos. En sentido metafórico, Isabel tenía muchos orgasmos administrativos y políticos, sin tener un orgasmo físico.

Los modos para la sublimación de la sexualidad u otro supuesto daño son diversos, en términos positivos pero también negativos: monjas y hermanos «célibes» que, en un sentido metafórico, usaban el látigo en todo el mundo, y como un sustituto de la falta de placeres mundanos abusaron de los niños en las escuelas y los internados católicos en todo el mundo. ‘Las obras completas’ del monje rígido, Tomás de Torquemada, el primer Gran Inquisidor nombrado por Isabel, fue también un ejemplo de la sexualidad sublimada, pero en una forma cruel, testigo de la muerte de decenas de miles de Judíos y supuestas brujas.

Isabel quería muchísimo a España y a sus ciudadanos, quizá incluso más que a su marido Fernando. Su amor por una «pareja», como un país o un ciudadano vivo, se caracterizaba por una mezcla particular, un dilema. Una gran ternura interior fue acompañada por un rigor helado: «El que ama a su hijo, lo castiga» El comportamiento de Isabel no fue el resultado de opiniones educativas, ni siquiera de opiniones religiosas en el fondo, sino un resultado de una dolorosa deficiencia en su estructura de personalidad.

Emociones coaguladas, que se reflejan en su horóscopo como la Luna en Capricornio en aspecto con planeta Saturno, el regente de Capricornio, muestran que el sentimiento se congela en la prisión de un doloroso pasado lejano. En las criptas inaccesibles de su alma vivía la memoria inconsciente de una monja que en una encarnación anterior no tomaba tan cerca la limitación de los placeres carnales: la promiscuidad estaba en la cumbre. Ella hacía serios daños tanto a los demás como a ella misma.

Las amistades y la vida que tanto amaba las había perdido. La sexualidad, como un poderoso motor en su encarnación ante la vida como Isabel la Católica, se había convertido en su propio enemigo. Por lo tanto, las fuerzas sexuales naturales en cuerpo y mente de Isabel lucharon contra el miedo indefinido de destruir todo lo que la amaba a causa de ‘escapadas’ sexuales. En términos medievales, ella podría perder el amor universal por la vida. A través de esta dualidad, una oposición en términos astrológicos, se encontraba emocionalmente en una vía muerta.

Además, Isabel fue uno de los muchos mortales que ignoraba que existían encarnaciones previas y que podían provocar sentimientos poderosos. El sentimiento indeterminado de que la sexualidad puede ser peligrosa debe ser combatido, por lo tanto, no debe ser etiquetado con las creencias actuales de su tiempo, sino que se atribuyen a experiencias internas de otros tiempos. La doctrina de la Iglesia Católica Romana en los siglos XV y XVI dio extensivamente explicaciones falsificadas para su lucha interior. En caso de que Isabel estuviera encarnada a una cultura hindú o budista, habría, basada en su lucha interior, agregado otras opiniones y filosofías.

Su «matrimonio» con su confesor, Tomás de Torquemada fue una gran influencia en su vida, una experiencia existencial, una relación del lobo y la vulpeja. Las nociones del bien y del mal de De Torquemada eran un sofisma para Isabel, con el que podía llevar su lucha interior y esperaba aturdir su inquietud y ansiedad. No siempre, pero más a menudo, se proyecta su propio fracaso o incapacidad, especialmente dentro de las comunidades judío-cristianas, en el mundo exterior, en los «pecados» del mundo, en el «eje del mal», para hablar con el ex alcohólico expresidente George W. Bush. La inquisición moderna se llamaba Bahía de Guantánamo.

Para ir al fondo de la vida de Isabel la Católica, volví a entrar en trance: en un poderoso trance mediúmnico. Además, le pregunté a ella y a sus amigos íntimos desencarnados que me concediera un clip de la película de su vida, para que su verdadera vida amorosa pudiera ser mejor desvelada. De los muchos miles de millones de imágenes que componen una vida humana, una imagen central vino a mí, que apeló en gran medida a la imaginación.

UNA INCARNACIÓN ANTERIOR EN EL TRONO

La todavía joven Isabel se sienta en su trono, deslizando su trasero, silenciosamente y casi no visible a los demás, cuidadosamente de arriba abajo. Pronto se vuelve más habitual el hecho de que se siente en el trono y siempre se sienta alternativamente sobre su nalga derecha o izquierda. De esta manera la parte inferior del cuerpo, sus genitales, consiguen una mayor relajación y aire, sin ahogarse en el cojín del asiento caluroso o tapizado del trono. Isabel recibe en este momento las personas, como tantas veces, que dependen de ella. Al ejercer el poder institucional, no desusado para un rey o una reina, su cuerpo, como suele experimentar, se excita, excitado sexualmente por entender.

Hoy también, la emoción es tan grave que su cuerpo inferior, sus genitales, incluso le duele. La excitación y el dolor al ejercer el poder del trono, no está en sus propias manos: las sensaciones vienen automáticamente. En pocas palabras, es lujuria y dolor, o lujuria con dolor, con crimen y castigo como consecuencia. Ser culpable de la sexualidad y protegerse contra esta se convertirá en un tema importante en su vida personal y en su reinado. Isabel desprecia la emoción y trata de resistirse. El suave asiento de su trono ya ha sido reemplazado por una superficie más dura. Ella espera que en el caso de que su cuerpo inferior esté en llama pueda enfriarse mejor.

La excitación que siente a menudo y por lo que siempre tiene que
cambiar de nalga – cambiando su cuerpo cuidadosamente en el trono – no llama la atención. Molestias como picazón vaginal, clítoris hinchado y espasmos intenta expulsarlos. Sólo un médico atento tendría que concluir después de algún tiempo de que el cambio frecuente de la reina en el trono podría indicar hemorroides, fístulas vaginales, abscesos, y tumores en el abdomen o los órganos genitales.

Como creyente y como reina, detesta las indecentes emociones la invaden a menudo. Se pregunta si está siendo por el diablo o demonios medievales como incubus y succubus.

Sus órganos sexuales se hinchan regularmente y se inyectan de sangre. Su zona de órganos genitales está muy cargado kármicamente, así altamente vulnerable y susceptibles a las infecciones, a las deformidades o a los tumores. Parapsicológicamente, hay una comparación de esto con el fenómeno espiritual-patológico de los estigmas religiosos a través de la memoria o de la identificación con el sufrimiento de Cristo (las heridas de la cruz), algo que ocurre regularmente con los cenobitas, como por ejemplo San Francisco de Asís. Isabel detesta claramente el estado sexual exuberante que la afecta a menudo, y está incapaz de encontrar una declaración para sus, por paradójicamente que parezca: estigmas genitales. Como si sus genitales respondieran a experiencias relacionadas en vidas pasadas y se manifestaran con lujuria y dolor en su vida como Isabel la Católica.

La frecuencia excesiva de estimulación genital, una adicción sexual en una vida pasada, puede manifestarse con gran precisión en la nueva encarnación como ‘estigmas’: revivir físicamente del pasado. Un estigma puede ser activado por un estímulo relevante, en caso de Isabel: el uso o abuso del poder o despotismo. Las experiencias anteriores repercuten en la nueva encarnación y pueden ser experimentadas como pseudo-obsesiones. La persona parece ser impotente sobre el fenómeno: el karma psicológico. Los médicos no están permitidos ayudar, no pueden hacer nada. El sufrimiento o la muerte del paciente es menos inconveniente que abrirse física y mentalmente. El paciente por lo general muere por ejemplo a través del cáncer, ‘a una vida pasada’.

En términos de regresión a vidas pasadas contemporáneas la experiencia de la propia sexualidad de Isabel, el placer y el dolor, de hecho traumas, puede mejor clasificarse como: repercusión, revivificar, y la pseudo-obsesión.

Repercusión: Mantener inmutables las experiencias y los patrones de pensamientos, tanto positivos como negativos, de las vidas pasadas.

Revivificar: Estimular automáticamente experiencias de vidas pasadas (por ejemplo. sexualidad inducida por el poder), activadas por un acto significativo, tales como la colocación en un trono real.

Pseudo-obsesión: La personalidad de una vida pasada (la entidad antes de Isabel, por ejemplo, una monja promiscua) se ejecuta después de la muerte, se adhiere a creencias e ideas limitadas (crimen y el castigo), y afecta a un parásito después del nacimiento de la nueva persona (Isabel) en todas sus acciones.

Isabel quiere llevar una vida ejemplar y santificada que la poderosa excitación sexual no le permite. Se refugia en Tomás de Torquemada, su confesor. Tomás es un correligionario que, además del sincero afecto por Isabel, utiliza su posición como reina y esposa del rey Fernando II de Aragón. Luchar contra el mal interno y externo es el credo del Torquemada, y se convierte en la guía para la vida de Isabel como confesión repentina e Isabel como reina, y para el resto de su vida, sin embargo…

CATARSIS Y PERSPECTIVAS FUTURAS

Durante su vida, así como después de su muerte, había algo que la preocupaba. A pesar de la ayuda de sucesivos confesores, sus cuestiones internas permanecieron sin respuesta durante siglos. De hecho, ella nunca entendió de dónde venían su excitación sexual y la lujuria ahogada durante su poder.

Al igual que Ayrton Senna y Lola Flores llegan respuestas a sus preguntas a través de regresiones a vidas pasadas, ya que Isabel espera obtener a través de una regresión respuestas a preguntas religiosas y sexuales que afectaron su larga vida. La primera imagen recibida, el movimiento silencioso de la parte inferior del cuerpo en el trono, da indirectamente acceso a su vida pasada, y tal vez al ajuste psicológico de la historia española en tiempos de Isabel la Católica y su esposo rey Fernando II de Aragón.

En el siguiente artículo, la entidad de Isabel (el espíritu) está sufriendo una operación terapéutica, una regresión. El informe de su regresión a una de sus vidas pasadas, se titula:

 

Isabel la Católica: Mi vida pasada como monja promiscua

 

 

______________
NOTAS Y LITERATURA

Arroyo S. (2016). Astrología, Karma y Transformación: Las dimensiones interiores del mapa natal. Buenos Aires: Kier Editorial

Candra CM. (1999). Intérprete de la transformación (los diálogos con el espíritu de Ayrton Senna). Correio da Bahia. Salvador da Bahia, Brasil http://bit.ly/2hGVEMY

Cunillera T. (2013). La España de Isabel. Barcelona: Lunwerg

Elliott JH. (1998). La España Imperial, 1469-1716. Madrid: Vicens Vives

Fiore E. (1988) La posesión: liberandose de espíritus dañinos. Madrid: Editorial Edaf

Irissarri A. de. (2001). Isabel la Reina. Vol. I, II, III. Barcelona: Grijalbo

Quirós PG (Paloma). (2013). Como era Isabel y Fernando en la cama. Reseña RTVE. http://bit.ly/2zfD9Hz

Salsbach AR. (2010). El entrenamiento… una experiencia fascinante e apasionante (de un Vice-Gobernador y MAESTRO de REIKI internacional). Prólogo al libro que contiene los diálogos con el espíritu de Ayrton Senna. Curazao, Antillas Holandesas.

TenDam H. (1998). Cura Profunda. A Metodologia Da Terapia De Vida Passada. São Paulo – SP: Summus Editorial

TenDam H.(2013). Catharsis, Integratie en Transformatie. Ommen: Tasso

Verstraaten MJG. (2011) Ayrton Senna: Minha vida passada como monge tibetano (capítulo 4, en): As Borboletas não podem Tamarar e as Tâmaras não podem Borboletear. Genética de uma carreira interna & externa. Países Baixos / Antilhas Holandesas: Destinations SA – Inteligência Intuitiva. ISBN 978-90-812836-6-3 / NUR 762

Verstraaten MJG. (2011) Ayrton Senna: Mi vida pasada como monje tibetano. Conferencia de prensa. Antillas Holandesas: Biblioteca Nacional de Curazao. http://bit.ly/1dKYkxR

Verstraaten MJG. (2013). Fact Finding Report Desaparición Natalee Holloway. Conferencia de prensa. Antillas Holandesas: Biblioteca Nacional de Curacao. http://bit.ly/1dKFdVq

Verstraaten MJG. (2014) Los espíritus espirituales y espirituosos. Conferencia. Jerez de la Frontera: La Moderna. http://bit.ly/2wFVrjp

Verstraaten MJG. (2016) Lola Flores – Un espíritu llamó a mi puerta. Periodismo Mediúmnico. http://bit.ly/2xLFDLQ

Verstraaten MJG. (2016) Lola Flores: Mi vida pasada como maestro francés de ballet. Periodismo Mediúmnico. http://bit.ly/2yQPhlB

Villarroel González Ó. (2005). Los Borgia. Iglesia y poder entre los siglos XV y XVI. Madrid: Silex Ediciones

Weiss BL. (2010). Muchas vidas, Muchos maestros. Madrid: Zeta Bolsillo

Woolger RJ. (1991). Otras vidas, otras identidades: Un psicoterapeuta Jungiano descubre las Vidas Pasadas. Madrid: Martinez Roca.

________________________________________________
Los artículos relevantes que son parte de la serie
DOCUMENTO ARTE PARANORMAL – REENCARNACION

Antoni Gaudí: La pasión ‘esquizofrénica’ de un genio español
Isabel la Católica: Mi vida pasada como monja promiscua
Isabel la Católica: Las confesiones sexuales de una reina española
Lola Flores – Mi vida pasada como maestro francés de ballet
Lola Flores – Un espiritu llamó a mi puerta
PC King – Los sirvientes corteses del califa
Ayrton Senna: Mi vida pasada como monje tibetano
Las Mariposas no pueden Datilear y los Dátiles no pueden Mariposear

Periodismo Mediúmnico, periodismo de investigación paranormal, contiene también las series

DOCUMENTO ARTE PARANORMALCURA
DOCUMENTO ARTE PARANORMALPASADO & FUTURO
DOCUMENTO ARTE PARANORMALREENCARNACION
DOCUMENTO ARTE PARANORMALARTE POR ARTE
DOCUMENTO ARTE PARANORMAL – PRENSA & PERIODISMO

 

 

Actualización 04-05-2018

___________________________________________________

© MARTIEN VERSTRAATEN
Vidente & médium holandés
Terapeuta de regresión a vidas pasadas
Ejerciendo la profesión desde 1985 (Países Bajos, País de Curazao, Brasil, España)

Periodista mediúmnico.  Autor

Puestos ocupados:
Profesor de Artes Plásticas y Métodos Experimentales
HAN University of Applied Sciences,
Departamento de Artes Plásticas, Arnhem/Nimega, Países Bajos

Profesor de Artes Plásticas y Metodología Metafísica
NHL University of Applied Siences,
Departamento de Artes Plásticas, Leeuwarden/Groninga, Países Bajos

Profesor invitado en varios países

Miembro del Consejo del ‘Groninger Museum’, el prominente museo internacional de arte moderno, Groninga, Países Bajos
Miembro de la Junta Provincial de Cultura de Groninga, Groninga, Países Bajos
Miembro de la Junta Provincial de Avaluación de las Artes Plásticas, Países Bajos

_______________________________________________


DESTINATIONS
– Laboratorio de Inteligencia Intuitiva
España – Países Bajos – País de Curazao – Brasil
CONSULTORIO PARANORMAL ANDALUCÍA
Jerez de la Frontera, Cádiz, España

www.martienverstraaten.com